¿Cómo funciona?

La sesión dura alrededor de 45 a 60 minutos, habitualmente acostados en una camilla.
Las personas que se han atendido conmigo, por las emanaciones producidas experimentan diferentes sensaciones, tales como electricidad, calor, frío, vibraciones en el cuerpo completo (como cuando se golpea el agua y produce ondas) hormigueos, visión de diferentes gama de colores, densidades energéticas envolventes, vivencian grados de levitación y estados parciales de la misma, sensación de radiación energética (se percibe como agujitas), estiramientos (vertebrales, musculares y articulares). Algo muy distintivo son las burbujas que se revientan en cualquier parte del cuerpo, como en la columna, en las articulaciones, órganos en general, pero mayormente en la zona abdominal y en la medida que esto sucede los dolores se disipan y los órganos entran en un estado de movimiento y funcionalidad.

Desarrollado por Websmart