Betsabé Palomera

Mi nombre es Betsabé Palomera tengo 22 años y soy estudiante de cuarto año de Enfermería. Conozco hace tres años a Agni y desde ese momento mi vida cambió, se lleno de luz y comenzó la búsqueda de mi verdadero ser. Podría contar muchas experiencias que me han llevado a concurrir donde él, pero una de las más significativas fue en Agosto de este año (2012), cuando de un momento a otro, sin ninguna explicación, comencé a sentir un dolor muy intenso en mis piernas, tenía una sensación por momentos de adormecimiento y un efecto de quemadura, llevaba así 5 días sin poder caminar, no podía doblar las piernas ni subir las escaleras. También tenía mucho dolor en la espalda baja, en mi cabeza y tenía dificultad para respirar, sin embrago no había una explicación para lo que me sucedía, no me había caído, no había realizado ejercicios ni tampoco estaba previamente enferma. Por lo que mi padre me llevó donde Agni, cuando llegué me miró e inmediatamente me dijo todos los síntomas que tenía, siendo que sólo le había dicho que me dolían las piernas y no podía caminar, luego fuimos a su consultorio y comenzó la sanación, me puso sus manos en mis rodillas y sentía como “electricidad”, la cual me subía hasta la espalda baja con una sensación de calor y de hormigueo. Posteriormente trabajó en mi cabeza donde sentía una presión, un leve dolor, podía visualizar colores y en mi abdomen sentía que se me reventaban “burbujas”. La terapia se prolongó por aproximadamente una hora y media, al bajarme de la camilla noté inmediatamente que ya no sentía ni dolor ni molestias, tanto en mis piernas como en el resto de mi cuerpo, baje las escaleras sin problemas y podía caminar nuevamente con normalidad. Al día siguiente me sentía muy bien de ánimo, llena de energía y sin molestia alguna.
Gran parte de mi familia asiste donde Agni, ya sea periódicamente o por diversas dolencias ocasionales, por lo que al vivenciar mi experiencia y la de mis seres queridos invito a que toda persona que desee vivir la sanación desde un punto de vista natural, sin efectos adversos y con evolución físico-psico-espiritual concurra donde Agni, él cual no sólo realiza la sanación física, si no también ayuda a progresar como seres espirituales.

Desarrollado por Websmart