Francisco Silva

Llegue aproximadamente el mes de Junio a la casa de Francisco, por un contacto de mi mamá, para hacer mi primera sesión de sanación, yo llegue diagnosticado con epilepsia, producto de una inflamación en el lóbulo temporal derecho (hipotálamo).
En la primera sesión me sentí un poco nervioso, la verdad es que no sabia que me iba a hacer, pero antes de comenzar la sesión, Francisco me pregunto que sentía con estos dolores de cabeza y luego me explico lo que el hace. Me explicó que trabaja con la energía que cada uno tiene en el cuerpo, y que en ocasiones estas energías se podrían agrupar haciendo por tensiones llegando a formar cúmulos de energías, y eso me podría estar causando tantos dolores de cabeza.
Antes de llegar donde Francisco, vivía con constantes dolores de cabeza, 4 veces a la semana aproximadamente, y además con crisis de ausencias muy seguidas.
Comenzamos la primera sesión, no me podía quedar tranquilo, me puso las manos encima de la cabeza, en el sector donde le indique que me dolía la cabeza, y en un par de minutos comencé a sentir como sus manos se calentaban, casi al punto de arder, pero me sentí aliviado. La sesión duro aproximadamente unas dos horas, y quede tan aliviado que me quede una hora mas dormido.
Terminada la primera sesión no sentí nada diferente, pero al pasar la semana me di cuenta que no tuve ni un solo dolor de cabeza por la semana entera, algo que para mi fue bastante evidente.
Dos semanas después comenzamos con sesiones continuas los viernes de cada semana, comenzamos a trabajar distintos puntos de mi cuerpo, sintiéndome cada vez mejor con mi cuerpo y mi enfermedad.
Francisco siempre tuvo una buena disposición en atenderme, me dio grandes consejos y yo además aprendí mucho de él. Para mi Francisco era un terapeuta, y además muchas veces tomo el rol de consejero, dando buenos consejos y una mirada distinta a la vida, ocasiones que sin duda me ayudaron mucho a conllevar mi vida con alegría, el día viernes en la tarde salía bastante relajado y alegre de sus sesiones.
Agradezco mucho haber tenido la oportunidad de haber estado con el y sin duda que es alguien que yo recomiendo, por el bien que me hizo a mi. Espero volver a verlo estos días.

Desarrollado por Websmart