Rodrigo Thomas Álvarez

Encontrarme con Francisco ha sido una hermosa bendición. Algo de lo que estaré eternamente agradecido. No solo por su capacidad de curar, si no porque ha sido una luz constante que ha guiado mis pasos. Recuerdo lo confundido que estaba cuando lo conocí hace unos años atrás y las inmensas ganas que tenía de encontrarme y conectarme con mis capacidades; él, sin juzgarme y con mucha paciencia, ha sabido guiarme, inspirarme y motivarme por el camino del amor. Siempre desinteresadamente, siempre deseando de corazón lo mejor para mí y para los que me rodean. Eso es realmente emocionante, sobre todo en un mundo donde muchas veces el motor de los actos son los intereses personales. Hoy, después de muchas conversaciones y sesiones en dónde él ha proyectado todo su amor en mí, me siento profundamente bendecido, profundamente agradecido de su existencia en mi vida. Francisco realmente tiene una conexión directa dios, y ¿qué más se necesita para ayudar alguien?, en fin, en él encontré la coherencia, la pureza, la fuerza y la suavidad que mi corazón necesitaba. Podría relatar muchos momentos mágicos junto a él, sensaciones, emociones y cambios en mí, sin embargo, Francisco es simplemente una puerta de luz, una hermosa oportunidad en la vida.
Sin importar si crees o no crees, si lo necesitas o no lo necesitas, por mi humilde experiencia te aconsejo no dejes pasar la hermosa oportunidad de conocerlo.

Desarrollado por Websmart